Un blog de Madalen Goiria, profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

La Objeción a la escolarización, es el titulo del blog donde esta investigadora, va compartiendo casi día a día, el desglose de 17 encuestas realizadas a otras tantas familias que practican la educación fuera de la escuela.

Les recomiendo su lectura, uno se va encontrando consigo mismo.. aunque a veces (como suele suceder) no sabría en que grupo incluirse. Un ejemplo:

En la entrada del 5 de junio, escribe…

El homeschool carece de la cohercibilidad que se deriva de la norma y por ello necesita ser explicado, justificado y defendido. Esa situación deriva en una ventaja cual es un conocimiento interior superior que lleva a la convicción, es algo que ha sido conscientemente decidido, debatido y hasta discutido dentro del seno de la familia. Y ese debate gira en torno, al fin y al cabo, de los motivos. (…). De las respuestas obtenidas deduzco la existencia de tres grupos de familias homeschoolers.

Están de una parte los protectores. Aquellos padres que han elegido el homeschool para preservar los valores familiares, que pretenden proteger a sus hijos de una influencia exterior que consideran potencialmente peligrosa, representada por la TV, la violencia o la competitividad del sistema escolar. Al mismo tiempo valoran el tiempo que dedican a sus hijos y quieren vivir esa experiencia al máximo, sin perderse jornadas casi completas que sus hijos e hijas pasan en los centros educativos. Además, sostienen que el homeschool ha sido beneficioso para sus relaciones familiares, tanto entre hermanos como entre padres e hijos. El homeschool es para ellos una forma de cohesión familiar ante un entorno potencialmente amenazador.

En segundo lugar estarían los educadores. Estos padres desconfían del sistema educativo, lo consideran incapaz de educar a sus hijos en los valores que les van a formar de un modo integral como personas. Proponen un modo de educación más natural, adaptado al ritmo y las necesidades del menor, una educación flexible que respete el interés del menor y responda a su curiosidad natural. Al fin y al cabo el sueño de cada educador, una educación y formación personalizadas.

Por último he encontrado aquellos para los que el homeschool, más que una opción, ha sido su tabla de salvación. Son aquellos que se consideran víctimas del sistema educativo porque no ha podido responder a sus necesidades. Ya sea por fracaso escolar, bullying en el centro educativo, por su falta de adaptación a las familias de distinto origen cultural, o a las que muestran distintas necesidades lingüísticas de la imperante, en resumen por una mala experiencia educativa previa dentro del modelo convencional.

Supongo que al leerlo cada uno puede sentirse identificado con un modelo, o con dos… o con los tres. Mi familia estaría en los tres… porque ciertamente comenzamos por que nos iba mal en el colegio (grupo 3 sin dudarlos); claro que una de las criticas que nos hacian desde la escuela era precisamente la de ser unos padres poco colaboradores, que anteponiamos nuestras necesidades a la escuela (1er grupo), con demasiadas ideas propias sobre la educación (2º grupo) y para colmo de males se les detecto dislexia (3er grupo). No digo esto por desmerecer el trabajo de la profesora Madalen Goiria, sino todo lo contrario… tal como yo lo veo, sistematizar es un calvario, por ello, desde aquí, todo mi agradecimiento y admiración por esta tarea clarificadora, que tanto aporta al conocimiento de nuestra opción familiar/educativa.

Por favor, no sean timid@s compartan sus opiniones, experiencias, criticas…

Anuncios

5 comentarios en “Un blog de Madalen Goiria, profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

  1. Tienes razon, sin duda nosotros tambien estariamos un poco en los tres grupos, creo que es muy dificil dar un solo motivo para educar en casa, y mas aun para desescolarizar, aunque está claro que los motivos que expone madalen son bastante comunes y te sienetes identificado con ellos, un gran trabajo sin duda.Gracias por darnos a conocer este blog, es genial.Montones de besos.Elvira.

    Me gusta

  2. En nuestro caso se podría decir que estamos en todos los grupos, mis hijos tiene sobredotación, uno de ellos es diléxico al igual que su madre y aunque llegamos presionados por al situación… descubrimos un mundo nuevo educando en casa. No podría ser mejor la convivencia familiar.Un beso

    Me gusta

  3. Pues nosotros, afortunadamente, nos libramos de entrar en el tercer grupo, pero sin duda el primero y el segundo los hemos vivido. Desde el nacimiento de nuestros hijos nos han acusado de sobreprotectores. (“A los beb�s hay que dejarles llorar, para que se hagan fuertes”, me dec�an; y yo: ni caso). Y m�s mayores, cuando entre mis ni�os discut�an, tambi�n me recriminaban el explicarles que la pelea debe quedar en algo verbal hasta que lleguen a un acuerdo. (“D�jales pelear, que todos lo hemos hecho”. Y yo: “Pues mis hijos ser�n mejores que nosotros, que discutir�n pero no pelear�n, si puedo evitarlo”).Y respecto al segundo grupo, s� tuvimos discusiones con alguna maestra, que no estaba de acuerdo en que mis hijos ya supieran leer cuando llegaron a la escuela -6 a�os- porque ning�n otro de la clase sab�a, de manera que habr�a que ralentizar su aprendizaje… (mejor sin comentarios a esto).Y no sigo porque me entusiasmo exponiendo mi realidad, que creo es la de muchos.Un saludo,Mayte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s