Clonlara en REDES

Respondiendo al llamado del programa de TV REDES para participar en una de sus emisiones semanales, Xavier Alà acudirá al programa de Eduard Punset, junto a otra familia que educa en casa (que añaden el plus de ser además reincidentes, pues el padre ya fue educado en casa).

Por ello he pensado que es bueno conocer algunas pinceladas del pensamiento de Punset sobre educación, en este caso lo que he encontrado tras la lectura de El alma está en el cerebro“.

Sobre la creatividad:

La experiencia es una de las bases de la creatividad, pero hay personas que no utilizan bien sus experiencias. Podría incluso decirse que lo que distingue al individuo creativo es precisamente aquel que intenta corregir y mejorar en algún sentido. El profesor Carlos Alonso nos recordaba, en este sentido, cierta experiencia docente que se llevó a cabo en Inglaterra durante un tiempo: “Se fomentaron mucho los centros educativos basados exclusivamente en la creatividad y fueron un desastre pavoroso”. Todo falló porque la creatividad se fundamenta en los conocimientos, y cuando faltan los conocimientos, la creatividad no puede funcionar. “Es algo que parece contradictorio y, sin embrago, es real. Alimentar el cerebro con una información amplia y abundante es imprescindible para que pueda surgir la creatividad.

Las bases del aprendizaje

Desde la perspectiva humana el crece muy rápidamente. (Desde la perspectiva animal, el crecimiento no es rápido: los cerebros de los animales se configuran mucho más rápidamente que el cerebro humano). “Cuando tenemos 3,4 o 5 años, el cerebro ya tiene prácticamente el tamaño completo” nos decía el profesor Harry J. Jerison. ” A esa edad, prácticamente ha triplicado el tamaño que tenía al nacer. En términos generales, cuando nacemos, el cerebro pesa unos 350 gramos y, cuando tenemos 5 años, pesa alrededor de 1.000 gramos, o incluso más”.
Es decir, que todo parece concluir en torno a los 5 años. El proceso de crecimiento se establece en ese periodo de tiempo. (Atención, madres y padres: ese periodo es crucial). “En realidad”, nos decía el profesor Jerison “casi todo está hecho” (pag. 353)

Hablando de la felicidad, leemos:

La felicidad no es cosa de la sociedad, como advertía el profesor Gilbert. Es una aspiración y un deseo individual. Convénzase, querido lector: a a sociedad importa un cuerno su felicidad. A la sociedad le interesa que usted consuma y le interesa, además, que piense que el consumo le puede hacer feliz. María Jesús Álava nos decía en Redes que esta afirmación se acerca bastante a la verdad y que, además, “la sociedad occidental, configurada tal y como la conocemos, no permite que las personas sean felices con las pequeñas cosas de la vida diaria”.
La tendencia personal a disfrutar de la familia, de la casa, de los amigos y de los pequeños placeres incomoda a la sociedad en su conjunto, porque sus objetivos son globales, no individuales, y no tienen nada que ver con la felicidad personal. “Es muy difícil ser feliz cuando no se tiene tiempo para desarrollar tu vida personal” nos decía la doctorar Álava. Ahora bien, “desarrollar tu vida personal” contraponiendola al trabajo no conduce tampoco a la felicidad si las dos están igualmente vacías de compromiso y de concentración de esfuerzos”. (pag 417-418)

También pueden visitar el blog de Eduard Punset, pinchando AQUÍ

Anuncios

3 comentarios en “Clonlara en REDES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s