Crónica Biocultura Madrid 2009

Hay mucho que contar y no sé si me alcanzará la energía.

Cuatro días intensos, encuentros, charlas, debates… y algunas ideas para crecer como escuela libre virtual, ¿se puede decir así?

Al stand de Madrid acudieron algunas de nuestras familias afiliadas, también algunas de las familias afiliadas directamente al programa de Clonlara USA (en inglés) e incluso disfrutamos del reencuentro con un padre que educo a sus hijos en casa hace 15 años, cuando nuestra oficina en España no era ni siquiera imaginable.

Pero además, la presencia de Clonlara en Biocultura sirve para el debate, muchas fueron las maestras y maestros, de escuelas publicas y concertadas, que se pararon a conversar con nosotros, intercambiando ideas, interesándose por nuestra forma de hacer y queriendo compartir sus inquietudes, sus desilusiones, sus sueños.

Para mi lo más sorprendente de esta edición fue la gran cantidad de familias jóvenes, con bebés de 0 a 3 años, que ya están segur@s de no querer educar en la escuela convencional, y comienzan a formarse para educar responsablemente a sus hijos en familia, demandando de nosotros una información que para quienes nos hemos lanzado a esta aventura sin más apoyos que nuestro deseo de algo diferente, nos pilla por sorpresa. Más de dos familias reclamaban un curso formativo antes de iniciarse como educadores en el hogar… y eso nos ha dejado pensando.

Tuvimos dos espacios para el diálogo, nuestras charlas del sábado y el domingo, y aunque la del domingo, por la forma en que finalmente se expreso el título, no dejaba muy claro el contenido “Creando redes sociales en la globosfera”… solo acudieron 6 personas, generó un debate rico, y creo que esclarecedor, donde la participación fue muy activa. Afortunadamente contamos con la presencia de Esther, una de nuestras mamás más activa en la blogosfera, y entre las personas que acudieron, sin sufrir confusión por el titulo, estaba Maribel Orgaz, una de las impulsoras de la plataforma “Otra escuela es posible“.

Sobre los cuentacuentos, que fueron dos, es dificil que yo pueda hacer una valoración, aunque es indudable que no pasarán a la historia entre mis contadas más gloriosas… el viernes me quede afónica, supongo que debido al frío y al estrés de la gran ciudad, por lo que el sábado por la mañana tuve que contar con micrófono. Por la tarde, algo más repuesta, lo hice a viva voz y disfruté de la compañía de un reducido grupo de incondicionales que se acomodaban, estirándose, en los cojines que la organización de MamaTerra había dejado en el rincón de lectura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s