Repetir curso… ¿útil o inútil?

El estudio titulado “Repetición de curso en la educación obligatoria en Europa”, compara datos de todos los países de la Unión Europea (UE) y otros del continente, como Noruega, Islandia, Suiza o Liechtenstein y esta realizado por la Comisión Europea (CE) sobre los resultados educativos del año 2009, ha concluido que la tendencia a repetir curso no tiene su origen en los resultados objetivos sino más bien, en una tendencia cultural de los países, y por tanto de los profesionales de la educación.

Francia, Bélgica, España, Portugal y los Países Bajos son los más repetidores, el informe señala que “Cambios en la regulación sobre repetición de curso no son suficientes para modificar estas opiniones, que deberían ser sustituidas por un modo alternativo de gestionar las dificultades de aprendizaje de los alumnos. El reto está más en cuestionar ciertas creencias que en introducir cambios en la regulación”.

En el estado español el porcentaje de repetidores fue del 35,3% en 2009, frente al 16% de la media europea.Los estudiantes de Educación obligatoria españoles son los que más repiten curso después de los franceses y luxemburgueses.

En palabras del responsable del estudio el experto en educación Andreas Schleicher, la repetición de curso no es la mejor medida para solucionar el fracaso escolar, sino que es “darle más de lo mismo al alumno y cargarle con las consecuencias que realmente son del colegio”.

El informe PISA es un proyecto de evaluación internacional de alumnos, desarrollado por la OCDE en 2000 con el fin de proporcionar información válida y fiable sobre los resultados educativos de los estudiantes al final de la educación obligatoria.

Según Schleicher, en los países con mejor rendimiento educativo, como Finlandia o Corea, es “imposible que un colegio le diga a un alumno que tiene que repetir curso, o que no encaja en el centro”, porque no es el estudiante el que “no rinde y paga las consecuencias, sino que es el colegio el que tiene la responsabilidad y el que debe adaptar el aprendizaje a ese alumno”.

A la hora de evaluar un sistema educativo “es importante ver el grado de desigualdad formativa entre sus alumnos”, observándose en los mejores países tanto un rendimiento promedio bueno como unos altos niveles de igualdad, mientras que en España la desigualdad es pequeña pero el rendimiento “pobre”, por debajo del promedio de los países de la OCDE.

Las gráficas del informe demuestran que los peores resultados se producen en los centros públicos y los mejores en los privados. Los concertados se colocan en un nivel intermedio entre los dos. En cuanto a las materias, afirma que salvadas las diferencias socioeducativas, los alumnos de los centros privados obtienen mejores resultados en comunicación lingüística en inglés y castellano que los de los públicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s