¿Por qué fracasan l@s superdotados?

El verdadero “superdotado” no sólo tiene un desarrollo intelectual más avanzado que el de los chicos de su edad. También es hipersensible, creativo, muy curioso, ansioso, intuitivo y más bien solitario . Muchas veces, presenta una “desincronización” entre el nivel intelectual y el nivel psicomotriz (lee muy bien y a muy temprana edad, pero escribe de manera deplorable).

El desfasaje es aún más evidente entre la inteligencia y la madurez afectiva : el mismo chico que, durante el día, intenta con una lógica implacable entender el funcionamiento del mundo, puede seguir teniéndole miedo a las brujas hasta una edad avanzada.

El superdotado puede ser varón o nena y provenir de un entorno modesto o acomodado, que puede ser o no intelectual. Pero su suerte, y allí reside la paradoja, no siempre es envidiable . Los chicos identificados como precoces suelen ser frágiles e inadaptados y, la mitad de las veces, no cursan estudios superiores y hasta fracasan en la escuela.

¿Por qué estas dificultades? Porque la principal singularidad del superdotado, contrariamente a lo que se cree, no reside en ser más inteligente sino en estar dotado de una inteligencia diferente . “Por su percepción aguda del mundo, su capacidad para registrar simultáneamente informaciones provenientes de diversas fuentes, su facilidad para asociar ideas y su rapidez de comprensión, el superdotado funciona en un sistema intelectual incomparable al de los otros chicos”, afirma la psicóloga Jeanne Siaud-Facchin, del Hospital de la Salptrière , en París. Al recibir en su consultorio a chicos de muy buen nivel intelectual que presentaban problemas escolares graves (fobias, falta de compromiso con la escolaridad) o problemas psicológicos importantes, Siaud-Facchin descubrió que estos chicos siempre mostraban un perfil intelectual atípico y estructuras de pensamiento muy diferentes a las que prevalecen, normalmente, en los chicos de la misma edad.

“Todo sucede como si las conexiones neuronales funcionaran a sus espaldas y les permitieran producir un pensamiento cuyo desarrollo desconocen”, precisa Siaud-Facchin. “Y de ahí, el fracaso escolar al final del camino”.Al ingresar a la universidad, muchas veces aparecen las primeras señales de aburrimiento. Para quien no aprendió a aprender y se topa con sus primeras dificultades, el shock es fuerte. “De pronto se da cuenta de que no sabe y lo experimenta como una herida narcisista”, dice Jean-Marc Louis, experto en educación.
 
TRADUCCION Claudia Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s