La verdad de la educación en familia

He leído este post en el portal www.phillyburbs.com/blogs/ y me he reído de lo lindo, de modo que quiero compartirlo con ustedes. Para quienes no tiene problema con el ingles, les dejo el enlace al original. Para quienes como yo, se hacen un lío cuando no esta en castellano, acá va una mala traducción:

Publicado el jueves, 15 de septiembre 2011 12:55a.m.
Escrito por LAURA Genn

Sí, tengo habilidades sociales … no, no me paso todo el día en pijama … y otras confesiones de un estudiante sin escuela.

A veces, siento como si hubiera pasado por lo menos la mitad de mi vida respondiendo a la misma pregunta una y otra vez. “Así que, ¿a qué escuela vas?” Es una pregunta inocente, pero sé como va a continuar la conversación.  Suspiro. “Yo me he educado en casa.” Y, oh sorpresa, la persona dice una de las siguientes cosas:
 (1) ¿Has tenido contacto con otros seres humanos?
 (2) ¿Bailas en pijama todo el día?
(3) ¿Te han lavado el cerebro?
(4) ¿Estás atada a una silla oxidada de la Edad de Piedra con sólo un lápiz del número 2 y un montón de deberes como compañía?

 O bien, prepárense, no es la respuesta clásica de: “Tú eres … ¿educada en familia? ¿Y … te socializas?”


Si usted tiene preguntas. Yo tengo respuestas.

Voy a empezar por el principio, arrojando algo de luz sobre el asunto de mi aparente aislamiento. Puedo decir que la mayoría de la gente piensa que los educados en el hogar, son participantes de un reallity show televisivo. Supuestamente, vivimos en moradas oscuras, sin ventanas, en los márgenes solitarios de la sociedad. Sin noticias del mundo exterior. En nuestra cabañas se acumulan las gatos sin fin. Bueno, creo que es hora de enviar el mito directamente a la basura.

Tengo vecinos que saben que existo. Tengo un círculo de amigos impresionante. He leído (y escribo) en este periódico que está sosteniendo. He estado involucrada en un montón de actividades con otros niños, como patinaje sobre hielo, montar a caballo o ir al gimnasio. Voy ser parte del equipo de debate de la escuela secundaria local. Estoy en el grupo de jóvenes de nuestra iglesia y toco en la banda que anima las celebraciones.

En realidad, estoy constantemente sorprendida por la audacia de la gente. Extraños que se sienten obligados a ofrecer sus opiniones sin censura, tanto a mí como a mis padres. Una vez, en una tienda de ropa, le dije a una señora, que estaba comprando, que me educaba en casa después de que “inocentemente” me preguntara dónde iba a la escuela. Sin perder un segundo, ella me miró fijamente a la cara (en presencia de mi padre, nada menos) y me preguntó: “¿Vas a ir la universidad? Ya sabes … ¿para obtener una educación? “

Incluso mis compañeros a veces me sorprenden. He recibido todo tipo de reacciones de ellos. Algunos me dicen que tengo suerte. Algunos miran con simpatía. Algunos me miran como si yo fuera de una galaxia lejana, muy lejana. Otros dicen “oh” y rápidamente cambian de tema.

Mi pregunta favorita es de un tiempo atrás. Una mujer pregunto a mi madre en estado de shock: “¿Cómo van a aprender a esperar en la cola?” Oh … Hmm, déjame pensar. Parques de atracciones. La tienda de comestibles. Wal-Mart.

¿Podría alguien explicarme por qué los adultos que voy conociendo, en los primeros cinco minutos de relación, asumen la responsabilidad de mi nivel educativo? Que sigue y sigue. “¿Alguna vez aprendes algo? ¿Alguna vez sales de casa? ¿Cuál es la solución de “x + 5 = 20”?

Solo para aclarar cualquier duda, la respuesta es 15.

Ejem … pasemos al siguiente punto. La fantasía caprichosa de ingenuos niños educados en casa, haciendo su tareas de álgebra en pijama con los pies. Creanme, me gustaría terminar la escuela al mediodía y pasar el resto de mis días en pijama jugando Wii. Pero eso se llama pre-escolar. Estoy ya en Bachillerato, por el amor de Dios. Tengo responsabilidades.

Pregunta y respuesta N º 3: “¿Te han lavado el cerebro?”

En realidad, ¿no tienen todos los currículos un sesgo de algún tipo? “Lo normal”… todas las escuelas enseñan la teoría evolutiva, aunque muchas religiones tienen creencias alternativas. El hecho de que mi plan de estudios tiene un enfoque diferente no quiere decir que sea un lavado de cerebro.

Muy bien, aquí está la pregunta del millón de dólares. “¿Trabaja hasta la medianoche todos los días?”

La respuesta es simplemente “no”. Me levanto a las 7:00 todas las mañana. La escuela está en pleno apogeo a las 8:30. Si he terminado a las 3, he terminado para todo el día. Pero cambiaré mi horario cuando sea necesario.

Bueno, he terminado. Ahí lo tienen. Soy una típica adolescente.

Bueno … bien, lo admito. Hay algunas peculiaridades de la educación en familia, pero no son lo que ustedes imaginan.

Les pongo un ejemplo: El próximo año, voy a estudiar biología en toda su gloria. Eso significa afrontar la temida disección.
¿Y que voy a diseccionar?
Un ojo de vaca.
Bien, mis compañeros con escuela tienen el privilegio de disfrutar de esta espeluznante experiencia, de las cosas malolientes y muertas, solamente en la clase de ciencia. Pero debido a mi falta de espacio en el laboratorio promedio, mi proyecto se almacenará temporalmente en nuestro frigorífico.

Tengo el increíble privilegio de tener un ojo de vaca al lado de mi almuerzo, mirando misteriosamente a través de mi alma mientras yo trato de coger un poco de queso para un sandwich.

Sin embargo, hay muchos aspectos positivos de la educación en el hogar. Por un lado, ¿no hace más llevadera la tarea escolar cuando un gato se acurruca a tu lado mientras estudias?
Sí, tengo un gato. Dos gatos, en realidad.
No 10 millones.

Yo también tengo algo que decir sobre mi programa de estudios, aunque la decisión final sea de mis padres. He estado en museos, acuarios y muchos lugares más. Nos vamos de vacaciones cuando la mayoría de la gente está en la escuela, lo que nos permite conocer los lugares con menos turistas alrededor. En general, educarse en familia no es lo que se podría pensar. Es muy divertido. Es educativo. Es la medida de mis necesidades específicas de aprendizaje.

Y, sí, estoy socializada.

Anuncios

2 comentarios en “La verdad de la educación en familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s