Gandhi y el azúcar

Una mujer acudió a ver a Gandhi, llevando con ella a su hijo pequeño. Al llegar el maestro Gandhi le preguntó en que podía ayudarla y ella le explico que su pequeño hijo comía demasiada azúcar y ella estaba preocupada por su salud, pero estaba segura de que si el se lo pedía, dado que lo admiraba, el niño tendría la fuerza de voluntad suficiente para dejar de comerla.
La respuesta de Gandi no se hizo esperar: “vuelvan los dos dentro de quince días”.
Dos semanas más tarde la madre y el niño acudieron de nuevo junto a Gandhi; nada más verlos llegar Gandhi se volvió con dulzura hacia el niño y le dijo: “deja de comer azúcar”.
La madre muy sorprendida le preguntó: “¿por qué nos ha hecho esperar dos semanas para decirle eso? ¿Acaso no podía habérselo dicho hace quince días?”
Gandhi respondió: Hace dos semanas no podía decírselo, porque yo comía azúcar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s