reflexiones sobre el Congreso de Navarra

Me gustaría poder extenderme en este comentario, pero lamentablemente estoy fuera de casa (aún no regreso desde el jueves pasado) y mi actividad no me deja tiempo esta semana para contarles con detalle todo lo que el pasado Congreso de Navarra ha aportado a mi visión de la educación, el homeschooling y el flexischooling. Afortunadamente otras personas han compartido sus impresiones en la red y yo puedo referenciarlas para que ustedes se hagan una idea de lo que fueron esos días.

Juan Carlos Vila y yo estuvimos allí en representación de Clonlara, teníamos una mesa de atención, lo que nos dio la oportunidad de conversar con calma con las personas que se acercaron a saber de nosotros, y con alumnos de la Universidad de Navarra que sintieron curiosidad por una opción tan extraña.

Madalen Goiria en su blog “la opción de educar en casa” ha comentado …

Tuve ocasión de hablar con Carmen Urpi sobre mi valoración del Congreso, y como ya se lo dije a ella, no me importa comentarlo en el blog. Yo lo que le vi como mayor debilidad, en la terminología actual de los controles de calidad, fue la uniformidad del formato, y me explico: tanto las ponencias como las comunicaciones consistían en una exposición, normalmente individual, dirigida a un público oyente, que dependiendo de la disponibilidad horaria, tenía más o menos tiempo para intervenir en la fase de preguntas y comentarios. Y para mi, como lo más importante de un esfuerzo tan grande por parte de la organización por reunir gente tan dispar interesada en un tema, es precisamente la aportación que los y las asistentes pueden ofrecer, se me quedó corto ese espacio del público. Habría sido estupendo poder disponer de espacios de debate libre en grupo, que pudieran llevarse a un plenario, de manera que todo el mundo pudiera opinar, sea o no ponente. Espacios reservados al debate sin ponencias previstas, sólo un tema delineado, y la intervención más directa en la organización de las familias que educan en casa, incluso del alumnado de la propia universidad. Carmen me comentó que no disponían de más días, y efectivamente, creo que el formato del que yo hablo exige por lo menos tres días de intensa participación.


Azucena Caballero en “Familia libre” ha comentado …
Yo he sentido que los que íbamos a ese congreso para tratar temas estrechamente relacionados con el homeschooling hemos sentido que se nos ha robado gran parte de tiempo que hubiera sido muy valioso para profundizar en la complejidad del movimiento de homeschooling en diversas áreas, para rellenarlo con cosas que si bien eran muy interesantes no tenían nada que ver, y estarían mejor en un congreso de estilos de aprendizaje, o de educación alternativa, incluso de educación sin más que en un congreso de educación en familia
Las escuelas en Inglaterra y como se adaptan a los niños de altas capacidades es muy interesante, pero no tiene nada que ver con el homeschooling. Una escuela Waldorf, es muy interesante pero tampoco tiene nada que ver, hablar de las virtudes será muy bonito, pero no está estrechamente relacionado con el homeschooling, a parte de que parecía que nos trataban a los padres como tontos, como si no supiéramos transmitir valores a nuestros hijos. Y hubo otras más que siendo interesantes sobraban en este congreso concreto, utilizando mucho tiempo.
Tener que escuchar todo eso hizo que no pudiéramos tener adecuados turnos de preguntas y respuestas para otras comunicaciones y ponencias que sí aportaban mucho. Por ejemplo, Madalen Goiría hizo una exposición clara e interesante, pero apenas se pudo comentar, Kika Baeza aportó su experiencia como madre homeschooler y el gran aprendizaje que esto supuso para ella y no se pudo comentar, nos hablaron de cosas interesantísimas para cualquier homeschooler, como de la tv digital, y tampoco se pudo comentar… Y así con unos cuantos.
¿No hubiera sido mejor tener más tiempo para comentar todo eso aunque implicara renunciar a ciertos ponentes? ¿A alguien seriamente interesado en el homeschooling le aportaba más escuchar lo de los museos que haber tenido más tiempo para debatir y consultar con personas que viven o han vivido el homeschooling en primera persona o con investigadores serios de este tema?

Pero pese a estos comentarios, ambas coinciden y yo con ellas, en que lo mejor del Congreso ha sido el contacto humano, mirar a los ojos a dos inspectores de educación y descubrir que no tienen nada contra nosotros… que les gustamos. Escuchar a juristas, a sociólogos, … y disfrutar del contacto humano y el exquisito trato de la organización…. aquí me dan ganas de contarles un cuento… pero lo dejaré para el domingo, ahora debo dormir pues me esperan aún tres días intensos recorriendo Extremadura con un grupo de niñas y niños marroquíes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s