Homeschooling en el rincón del vago

Tengo activadas varias alertas de google para palabras clave como “homeschooling”, “educación en casa” o “Clonlara”… de esa forma logro mantenerme un poco informada, aunque es indudable que no llega toda la información que esas palabras invocan en al red. Sin embargo me ha llegado una alerta para homeschooling (hace unas tres semanas) que me ha sacado una sonrisa… sobre todo porque su autora no se mojan en absoluto. Y es que en la web “el rincón del vago” donde muchos recurrimos a buscar información (no solo para copiar trabajos) han subido una explicación sobre que es y que no es el “homeschooling”

Pueden leerla completa pinchando AQUÍ, pero les dejo algunos extractos.

Muchos habréis pensado en numerosas ocasiones que la práctica homeschooling es la mejor forma de estudio ya que, pensándolo desde el lado más vago, no hay que levantarse pronto, se pueden dar las clases en pijama, puedes dormir en los días lluviosos, no hay que ir corriendo hacia el autobús… pero esta técnica de estudio, casi una forma de vida, es mucho más.

Esta idea surgió a comienzos de la década de los 70, cuando la eficacia de la escolarización y la educación obligatoria fue cuestionada por los pensadores Ivan Liich y Harold Bennet. En sus libros mostraron la educación como una forma de presión y coacción que, según su punto de vista, habría que suprimir. Estas teorías fueron seguidas por John Holt que escribió el libro “Instead of education: Ways to help people do things better”. Después de este libro numerosas familias contactaron con él para llevar a cabo sus métodos, y desde ahí comenzó con la publicación de una revista dedicada a la educación en el hogar llamada “Growing Without Schooling”.

Hay ocasiones en que los niños tienen necesidades educativas especiales (Hiperactividad, Dislexia, Superdotación…) y no encuentran su lugar en la escuela. Por un lado estaría la opción de educarles en casa a un ritmo diferente al que rige el estado, basándose en las capacidades individuales del niño, pero por otro, también estaría la opción de escolarizarles en colegios especiales que se adaptan a sus necesidades. Con la práctica del Homeschooling la familia ha de replantearse sus horarios y tener un tiempo de dedicación exclusivamente para el niño, pero a su vez, se puede ver como una forma de pasar más tiempo con los hijos. En este método educativo “atípico” los niños pueden sentirse desplazados ya que tienen una experiencia vital diferente, pero si esto fuese así, y el niño viviese con desasosiego, siempre es posible plantearse retomar el sistema presencial.

Anuncios

Un comentario en “Homeschooling en el rincón del vago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s