Emmanuel Vila, "It’s complicated"

Siguiendo con la presentación de nuestros estudiantes que han terminado el High school y han tomado el camino de la universidad, hoy vamos a conversar con Emmanuel Vila. Lo suyo no es tan fácil como lo de Yahomai, por lo que va a tener que seguir dando un rodeo, pero dejaré que lo explique él mismo.

1.-Primeramente nos gustaría saber donde has crecido, ¿en un pueblo, en una ciudad, en el campo? 

He crecido entre tres pueblo de Extremadura, aunque nací en Madrid y pase allí los primeros 6 años de mi vida, pero me considero extremeño. Creo que hubiera preferido seguir en la ciudad y así salir menos de casa, pero mis padres creían que hay más calidad de vida para un niño en un pueblo, que puedes salir a jugar fuera y a comprar el pan y así sentirte más independiente. 

2.-  ¿Y como llegaste a la EeF o homeschooling? 

Debido a mi dislexia no tenia muy buenas perspectivas en el colegio, y la verdad es que no me gustaba nada ir, de modo que finalmente entre unas cosas y otras logré educarme en casa. 

3.-  ¿Fue una experiencia satisfactoria o estas arrepentido de algunos momentos… o de todo el proceso?

Fue una experiencia satisfactoria, no hubo arrepentimientos en ningún momento.

4.- En tu familia eran más partidarios del unschooling, del homeschooling o un modelo más tradicional con libros de texto y horarios. 

Con esto siempre me lío, pero supongo que eramos tendentes al unschooling pero no unschooling totales,  más que nada por que la mayor parte del tiempo giraba sobre cosas que me gustaban … aunque había algunos momentos que no te podías saltar aunque quiseras, como las clases de piano.

5.- Los últimos años, los de High school, ¿han sido muy diferentes a los de tus amig@s que se han educado dentro de una institución presencial?

Sí, por que yo tenia menos presión que ellos y podía diversificar mi aprendizaje, aunque sabía que tenia unos mínimos, no debía ceñirme solo a eso.

6.- Llegado el momento de la PAU ¿crees que la educación en casa a jugado en tu contra para preparar los exámenes?

No, y eso que yo he suspendido, pero tengo muy claro que no ha sido por falta de conocimientos. Por ejemplo mi peor nota en la PAU fue en ingles (me pusieron un 0) cuando yo tengo un buen nivel y voy a estudiar en la Open University, pero tengo disgrafía además de la dislexia y la UNED no considera estas cosas como discapacidad o un handicap personal, ni nada. Le escribimos al defensor del alumno, enviando un informe psicopedagogico, pero la respuesta fue nula. Después llamamos a la Open y ellos si contemplan la dislexia y te permiten hacer los exámenes con un ordenador, eso si debes tener un buen nivel de ingles (tipo B2), pues todo has de hacerlo en ese idioma.

7.- Y ahora que ya estas en la Universidad. ¿Qué carrera has elegido y por qué?

Historia, casi desde siempre he querido estudiar Historia. De muy niño quería ser director de cine, después quise ser paleontólogo y ahora quiero ser profesor en la universidad… y critico de cine.

8.- ¿Es cierto lo que comentan algunas personas sobre las dificultades en el estudio para quienes estaban acostumbrad@s a vivir sin la presión de los exámenes?

Aún no te puedo responder, pero dudo que las dificultades sean tan grandes. Por ahora me estoy enfrentando a los exámenes de la Escuela de idiomas (estoy estudiando francés) y no me parece tan malo.

9.- En el contacto con la gente de tu edad ¿te sientes en algún modo “diferentes” o con dificultades de integración? Ya sabéis que la mayor critica a nuestro apuesta educativa es la socialización y el miedo social a que estemos criando adultos asociales.

No… bueno sí, pero no por haberme educado en casa, creo que mis padres también se sentían diferentes a la mayor parte de la gente de su edad y ellos iban al colegio, pero hay que reconocer que somos un poco raritos, no mucho. Es que me gusta conversar, me gusta leer, me gusta el CINE y saber como va el mundo. Estoy interesado en la política, en la economía y en la historia… eso quieras que no, te hace diferente, pero puedo pasar un buen rato diciendo tonterías como cualquiera.

Para que lo conozcáis un poco más os compartimos el primer articulo de Emmanuel que aparece en una revista de cine,  se trata del nº 200 de la revista “Versión original

Un gato a los pies de Orson

Por Emmanuel Vila

 ¿Que puedo decir yo de un clásico del cine del que se ha hablado tanto? Para empezar os diré que la vi por primera vez con 11 años y fue mi película favorita durante años, hasta que me encontré con Gladiator (Gladiator. 2000). Es el tipo de películas que cuando las ves por segunda vez pierde su encanto, pero aunque ya sepamos el final siempre la volvemos a ver por simple placer, por eso mismo, por que ya conoces el final. Mi primer recuerdo de la película es haber sonreído en la famosa escena de los pies, cuando el gato se refriega contra ellos y entonces sabes que es él… El tercer hombre (The Third man. 1949). El reparto cuenta con uno de mis actores favoritos; un Macbeth que me hizo temblar de miedo por sus ojos llenos de codicia, un ciudadano Kane que rebosaba orgullo y egoísmo. En 1950 fue nominada a tres Premios de la Academia; Mejor Director, Mejor Montaje y Mejor Fotografía en B/N, llevándose solo el ultimo. Fue elegida como mejor película británica del siglo XX, por el Instituto Británico del Cine (BFI).

Una anécdota; el misterio original fue impulsado por la frase de un relato corto de G. Greene: “Vi a un hombre caminando por el Strand, a cuyo funeral había asistido recientemente.

El hecho de que el guionista sea en realidad un novelista, y que tras recibir el encargo de escribir el guión, sin mayores indicaciones que situarlo en la Viena de posguerra, y su extraña situación como ciudad bajo el dominio de 4 ejércitos, escribiera una novela que es buena sin rodeos, es un buen punto de partida. Pero que la película no sea una adaptación de una obra literaria, sino una obra literaria al servicio del cine, da a los realizadores una libertad sin culpa, que nos llega en los diálogos, en la dirección de los actores, en la fotografía y adquiere toda su relevancia en el final, magistral y trágico, que es un sello de las producciones europeas. Nosotros no tenemos miedo a la verdad, no tienen que endulzarnos la vida; y aceptamos el fracaso con humor, pero sin carcajadas.

Una película donde podemos mirar la corrupción cara a cara, y la cara del corrupto es amable, sonriente y está bien afeitada, e incluso se cuida la salud, llevando la contraria a la idea de Oscar Wilde (y de Disney) sobre los estragos que la maldad hace en nuestros rostros. En una época de inmenso sufrimiento, con una sociedad anegada por las pérdidas humanas y materiales, viviendo entre ruinas, de la que la Viena de posguerra es una metáfora de Europa, y del mundo, el malvado está perfumado y bien vestido, es amado y respetado … como en la vida real. Mientras, la música de Anton Karas, es en su mayor parte una cítara que nos brinda una melodía con un ligero tono infantil que nos va cocinando a fuego lento durante toda la película, haciéndonos ver que solo son un grupo de adultos jugando al escondite.

Una de las cosas que más me gustan del cine europeo son sus finales, siempre abiertos a posibilidades:

¿Conseguirá Holly Martins quedarse con la chica? ¿Desistirá y se volverá a su casa? Eso son cosas que dejan a nuestra libre elección.. cada uno debe elegir qué final le gusta más, y ese será el final, para él o ella.

Anuncios

2 comentarios en “Emmanuel Vila, "It’s complicated"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s