¿El homeschooling es para usted?

Tomar la decisión de educar en casa suele ser muy difícil y no debemos tomarla a la ligera. Es una decisión personal que nadie puede tomar por nosotrxs, pero tal vez hacernos algunas preguntas generales puede ayudarnos en la toma de la decisión, partiendo obviamente de lo más elemental. Nuestro hijo, nuestra hija disfruta de nuestra compañía y desea compartir su tiempo con nosotrxs.

Algunas consideraciones generales:

Compromiso de tiempo

La educación en el hogar es una opción que va a llevarle mucho tiempo en el día a día. Es algo más que sentarse con algunos libros un par de horas al día. Debemos estar dispuestos a experimentar y desarrollar proyectos, leer y estar atentos a los gustos de nuestros hijos. realizar excursiones, tener días especiales, y ofrecer a nuestrxs hijxs una gama amplia de conocimientos y experiencias, como nos propone el curriculum del Ministerio de Educación, con conocimientos instrumentales (lengua y matemáticas  y música, deportes, expresión plástica.

Sacrificio personal

Ser padre/madre siempre es un sacrificio de tiempo personal, pero si además uno educa en el hogar, debe ser consciente que va a tener aún menos tiempo para uno mismo. Hay que buscar los huecos para uno mismo, quizás mientras nuestros hijxs realizan alguna actividad de tipo artístico o deportivo en equipo.

Limitaciones económicas

La escuela fue creada para garantizar dos cosas, por un lado la formación de niños y niñas, por otro la posibilidad de que los adultos estuviera relajados en sus lugares de trabajo, sabiendo que sus hijxs estaban en buenas manos. Pero si nosotros sentimos la necesidad de ofrecer a nuestros hijos la experiencia educativa  a nuestro lado, eso nos va a dejar menos tiempo para trabajar, y eso se va a traducir en menos ingresos. Es importante tomar conciencia de que salvo contadas excepciones, la vida de las familias que educan en el hogar es austera en el consumo de bienes materiales.

Acuerdo parental

Cuando nuestros hijoxs van a una escuela presencial, puede suceder que no nos sintamos a gusto con lo que allí se les enseña, pero sin embargo permite una distancia desde el punto de vista emocional que no está presente en la educación en el hogar, por ello aunque no es imprescindible, si es recomendable que estemos de acuerdo ambas partes en llevar adelante esta opción.

Socialización

Cuando las niñas y los niños van al colegio la sociedad da por sentado que se están socializando, que están recibiendo los estímulos de grupo que necesitan para crecer. No siempre es así, doy fe de ello, sin embargo nadie se cuestiona que puede suceder. Sin embargo, cuando educamos en familia debemos ser conscientes de que estamos, como padres, más obligados a buscar las formas en que nuestrxs hijxs estén en contacto con grupos humanos donde puedan disfrutar de los estímulos de la socialización fuera del núcleo familiar.

Un curso cada vez

Educar en familia (en casa, en el hogar, homeschooling) no es una condena, no es un compromiso de por vida, no es un camino sin retorno. La mayor parte de las familias van haciendo su camino paso a paso, relajadamente, viviendo el presente y abiertos a las posibilidades que les depare el futuro.

¿Y si no se suficiente?

Cualquier persona que sea capaz de realizar una lectura comprensiva, y de contar un cuento, esta capacitado para aprender más y por lo tanto esta capacitado para aprender con sus hijxs. Además, esta no es una opción solitaria. Todas las familias que educan en el hogar piden ayuda a sus familiares, amigos y vecinos. Vivimos en sociedad y la sociedad nos ofrece incontables recursos que ayudaran a nuestrxs hijxs en su aprendizaje. A veces el mecánico que tiene su taller en nuestra misma calle, la panadera que nos atiende, o el profesor particular de … ingles, piano, biología, son personas clave en la formación intelectual y emocional. Es posible que nuestra familia opte por no ir a la escuela, pero no ha optado por estar fuera del mundo.

Espero que estas consideraciones puedan resultar de ayuda, son validas tanto para quienes están planificando una educación sin escuela presencial para niñxs que aún no han nacido, como para quienes están dentro del sistema educativo presencial y no se encuentran cómodos. 

Carmen Ibarlucea
boletin@clonlara.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s